11.6 C
Mercedes
jueves, mayo 30, 2024
spot_img
InicioDestacadasPreocupación opositora por la caída de los planes de viviendas

Preocupación opositora por la caída de los planes de viviendas

Ediles de la LLA y Juntos se reunieron con el intendente para manifestarle su preocupación por el freno a los planes de vivienda • Consecuencias directas de un gobierno nacional que decidió frenar la obra pública • A pesar de ello se entregarían cerca de 70 viviendas entre marzo y abril.

 

Los concejales de LLA Mauricio Pollacchi y Silvia Di Leo, junto con Daniel Ivaldis, del bloque Juntos por el Cambio, mantuvieron un encuentro con el intendente Juan Ustarroz para discutir diversas preocupaciones, entre ellas, la situación de los vecinos del barrio Calabria.

Durante el encuentro, que tuvo lugar en el despacho del jefe comunal, los ediles expresaron la urgencia de abordar el problema habitacional que aqueja a las familias del mencionado barrio emplazado camino al cementerio.

Lo cierto es que allí se estaban construyendo más de 150 viviendas financiadas a través del plan Casa Propia implementado por el Ministerio de Desarrollo Territorial. La licitación se dividió en tres sectores oportunamente. En la primera licitación el tercer sector quedó desierto en tanto el sector 1 y 2 fue adjudicado a la empresa HBD.

Varios meses después se adjudicó el tercer sector a la firma Montelectro razón por la cual la totalidad de las viviendas se estaban construyendo. Si bien HBD había sufrido un atraso razón por la cual había modificado su plan de trabajo, las tareas se comenzaron a detener tras la victoria de Javier Milei ante la incertidumbre de lo que sucedería con la obra pública.

Los meses subsiguientes no hicieron más que aumentar la incertidumbre razón por la cual HBD detuvo no solo el avance de esas viviendas, sino también las de Casa Activa;  las 32 viviendas que se estaban construyendo sobre Acceso Manuel Sanmartín y que sería destinada a adultos mayores jubilados sin hogar propio.

Algo similar ocurre con la firma Pirámide SA que ha detenido prácticamente a cero el avance de la obra emplazada en Acceso Manuel Sanmartín y calle 110 donde se están construyendo más de un centenar de viviendas.

Porqué los concejales se preocupan por el barrio “Calabria”, porque son las únicas que fueron asignadas con nombre y apellido y van a “patalear” al HCD. Las otras viviendas, las 32 de Casa Activa y las 143 de Pirámides no están adjudicadas, por ende no tienen nombre y apellidos de vecinos molestos por no haber resuelto el déficit habitacional.

Tampoco nada salieron a decir respecto a que nuevamente se frustraría la autopista Mercedes Suipacha. De la misma manera que los opositores locales se llamaron al silencio cuando se detuvo la obra de la avenida 2.

 

Todo a pulmón

Contra todo pronóstico, la firma HBD entregaría entre marzo y abril una veintena de viviendas en tanto que Montelectro las culminará todas -53 viviendas- a la espera de poder terminar de cobrar las millonarias sumas adeudadas. A través de gestiones o judicialmente.

Lo concretó es que gracias a ello casi el 50% de las viviendas que se estaban construyendo se entregarían entre marzo y abril del corriente. Aunque ciertamente lo demás es incertidumbre.

Y es que la existencia de los contratos de adjudicación y la ausencia de decisiones concretas por parte del estado nacional solo permite que sean las empresas adjudicatarias las que terminen las obras.

Eso –que de ninguna manera puede ser ignorado por el gobierno nacional- es el tema a resolver para permitir que los planes de viviendas concluyan bajo cualquier esquema. Allí es donde la política es determinante, o mejor dicho las decisiones políticas. Que en este caso están ausentes. El latiguillo repetido por el presidente “No hay plata”, no permite tomar decisiones en torno a contratos vigentes en los cuales el gobierno nacional solo optó por un camino: no pagar.

Extrañamente ante este panorama, los ediles opositores instaron al municipio a tomar medidas concretas para agilizar las obras pendientes y brindar respuestas efectivas a las necesidades de los ciudadanos. Un verdadero dislate, cuando las medidas concretas las debe tomar el gobierno nacional.

 

Acceso en peligro

Sabido es que a mediados del año pasado se adjudicó una obra presupuestada que requiere financiación de Nación por tratarse –precisamente- de una arteria de nación. El acceso Manuel Sanmartín. La obra se inició por tramos y recientemente la firma Lázaro Construcciones comenzó a trabajar muy despacio y todo parece indicar que concluirían la obra hasta calle 134. Y no creen que con todas las previsiones, pero al menos la cinta asfáltica.

El resto de la obra –la unión hasta la ruta 5- deberá aguadar Dios sabrá qué.

Claramente el estado actual del Acceso puede generar siniestros viales. La ausencia de demarcaciones claras, la existencia de obstáculos constantes y las anormalidades pueden generar accidentes con víctimas que luego se lamentarán.

 

Contratos a cumplir

Es evidente que este gobierno se dispuso a tener déficit cero. Y lo está cumpliendo. No solo no le aumenta a los jubilados, incremento tasas, impuestos y elimino subsidios. Al mismo tiempo mejora la recaudación con la inflación galopante que no solo no debutó sino que la multiplicó. Y ni siquiera paga los compromisos asumidos, salvo los del Fondo.

Estos contratos que no se cumplen seguramente en algún momento tendrán un costo para el Estado nacional. Pero para ese entonces los impulsores de esta política mirarán desde lejos como el pueblo argentino vuelve a pagar los platos que rompieron otros.

NOTICIAS RELACIONADAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment -spot_img

MAS LEIDAS

ULTIMOS COMENTARIOS